Patatas bravas, dos salsas.

El orígen de las patatas bravas se atribuye a dos bares Madrileños “Casa Pellico” y ” La Casona”, ambos ya desaparecidos. Allá sobre 1960 se formaban colas alrededor de estos establecimientos para probar su mítica receta. Las patatas deben sin duda su nombre al picante que posee la salsa que las acompaña. En la mayor…